¿Quién es mi competencia en Internet?

 

Muy probablemente ya conozcas a tus competidores en el “mundo real”. Si sos contador, todos los contadores de tu zona van a estar en tu radar de competencia directa. Si tenés una agencia de viajes, deberías considerar desde magnates como Despegar y Almundo hasta otros operadores turísticos locales. Cualquiera que fabrique un producto como el tuyo (o uno que pueda reemplazarlo) va a ser tu competidor. Ahora bien: ¿se te ocurrió pensar que no necesariamente sean ellos mismos tu competencia en Internet?

Cuando hablamos de competencia online no sólo nos referimos a quien estrictamente se beneficie económicamente de la venta de un producto o servicio como el tuyo – competencia directa – pero también a todo aquel que, para búsquedas que son (o deberían ser) relevantes para vos, logren posicionarse –competencia indirecta-.

Para no herir susceptibilidades, vamos a ponernos como ejemplo a nosotras mismas: una agencia de marketing digital en Castelar, zona oeste del Gran Buenos Aires. Al ser un servicio que se puede ofrecer en forma completamente remota, nuestro análisis de competidores no va a estar sesgado por ubicaciones geográficas.

Analicemos nuestra competencia directa:

  • Agencias de marketing digital en Argentina (si nos ponemos exquisitas, deberíamos considerar competencia a cualquier agencia digital del mundo, pero sabemos que todavía la cercanía juega un papel importante al momento de elegir un proveedor de servicios).
  • Freelancers que se dediquen a la prestación de servicios de publicidad en Google, publicidad en redes sociales, community management, posicionamiento SEO, etc.

 

Hasta ahí clarísimo, sería el análisis que cualquier persona consideraría hasta obvio. Pero demos un pasito más hacia el siglo XXI: hoy, si no estás en Internet, no existís. Lo ideal para nosotras sería posicionarnos primeras en Google para búsquedas tales como “Publicidad en Google Ads”, uno de nuestros servicios. Veamos que pasa al ingresar esa frase en Google:

resultado_Busqueda_Publicidad_Google_Ads

 

Por supuesto que la plataforma de anuncios de Google va a tener una excelente posición ante esta búsqueda, pero prestá atención al primer resultado: es un artículo de un blog de una empresa que no se dedica a vender este servicio.

En el análisis anterior, no hubiésemos considerado a Hotmart como competidor ni por casualidad, pero lo cierto es que está justo donde nosotras quisiéramos estar. Eso lo vuelve nuestro competidor indirecto.

 

Pasemos en limpio:

  • Un competidor directo es aquel que vende el mismo producto o servicio y apunta al mismo público objetivo que vos.
  • Un competidor indirecto es aquel que, sin importar si obtiene o no un beneficio económico por los mismos productos o servicios que vos, logra posicionarse para los mismos términos que a vos te resultaría útil hacerlo.

 

Esperamos que toda esta información te haya servido para re-plantearte tu análisis de competencia y, sobre todo, para volver a considerar qué le vas a ofrecer a tu público objetivo para ganarle tanto a tu competencia directa como a la indirecta.